¿Entiendes como te sientes cada día? Conexión emocional

Hoy vamos a trabajar un aspecto esencial en este proceso: conectar con tus propias emociones y aceptarlas.

Las emociones son una expresión de lo que ocurre en nuestro interior , y se manifiestan con un objetivo. Cuando las emociones hablan, todo nuestro ser habla.

El primer paso para conectar con tus emociones es ser conscientes si existen signos de represión emocional.  Un signo común es cuando afloran los sentimientos inesperadamente. Cuando no te has permitido hablar sobre las pequeñas cosas que te han ocurrido y explotas. Si no te has dado la oportunidad de expresarte y verbalizar lo que sientes llega un punto en que escapa de tu control. A veces este signo se traduce en sintomatología física como estrés, ansiedad, fatiga, insomnio.

Un ejercicio muy simple es sentarte todos los días entre 5-10 minutos pensando sobre tus emociones. Durante la actividad, debes realizarte 6 preguntas:

  1. ¿Cómo me siento hoy?
  2. ¿Cuándo me di cuenta de que sentía esto?
  3. ¿Cuál es la causa o el evento responsable de que me sienta asi?
  4. ¿Qué ha podido contribuir/aumentar este sentimiento además de la causa principal?
  5. ¿Estoy cansado o estresado?
  6. ¿Qué debería hacer ante este sentimiento: dejar que pase, escuchar música, plasmarlo a través de la escritura o pintura, expresarlo?

El fin es centrar tu atención sobre tus emociones y sentimientos aceptándolas tal y como vienen. “Siento envidia y lo acepto completamente. Siento impotencia y lo acepto completamente”

Reprimir emociones es más común de lo que crees. Como por ejemplo cuando socialmente no son aceptadas como el enfado, la tristeza… Pero para cambiarlo, primero debes aceptar que esa emoción existe en ti e interiorizar que todo tiene un lugar dentro de ti.

Habla con alguien sobre cómo te sientes. Es difícil compartir con otros como nos sentimos pero nos ayuda a reconocer nuestras emociones y además a considerar una percepción diferente gracias al feedback que nos proporcione la otra persona.

Anteriormente he señalado alternativas para expresar tus emociones. La música puede ser una vía para canalizarlas eligiendo una canción para cada emoción (alegría, tristeza, impotencia, sorpresa). Cuando la escuches déjate inundar por esa sensación, por cómo te hace sentir, y acéptala. De la misma manera que viene, se irá. También podemos optar por otras alternativas como identificarse en fotografías de diversa índole o fotografiar lugares o elementos. Pintar en un lienzo, en un folio, con un lápiz, acuarelas, lo que desees.

PicMonkey Collage.jpg

Espero que os sirva de ayuda, y pongáis en practica este ejercicio que podéis realizar casi en cualquier lugar.

¡Un millón de sonrisas!

Anuncios

6 Comments

  1. ¡Un millón de gracias! Me parecen muy buenos consejos, yo hago algo parecido, pero como tú lo planteas es mejor, hacerlo con la intención de no reprimirlas.
    En algún tiempo pinté al óleo, porque no podía escribir en cuando pude, dejé la pintura, pero era algo que me satisfacía mucho. Precisamente anoche soñé algo relacionado con mis pinturas, quizá mi inconsciente me está diciendo que vuelva a pintar, aunque siento que me expreso mejor escribiendo.
    Muchas gracias de nuevo.
    Abrazo de luz y muchas sonrisas.

    Me gusta

  2. Te digo lo mismo, y si necesitas expresar lo que sientes, yo te escucho. Podemos buscar la manera de comunicarnos, y no dudes en hacerlo porque lo que te propongo es en serio, y porque creo que tú también puedes necesitar expresar cosas y que alguien te escuche.
    Un abrazo, y gracias por lo que haces.

    Me gusta

  3. Tal vez me puedas dar algún detalle que desconozco sobre mi percepción. Los hombres siempre hemos dado más importancia al componente racional que al emocional en nuestra vida, llegando incluso a ocultar o negar la aparición, manifestación o conveniencia de manifestar lo que sentimos desde un plano más afectivo. Ahora, cerca de los cuarenta, se que es un error mayúsculo.
    Aunque por suerte todavía estoy (estamos, mi mujer y yo) en disposición de aprender sobre el plano emocional en la educación, crecimiento y formación de nuestro hijo. Sin obviar lo racional, pero sin duda sin minusvalorar ni ridiculizar su vida desde el plano emocional.
    Mil gracias por tu clase!

    Me gusta

  4. Hay que cuidar mucho con quien compartes tus pensamientos más íntimos, pero cuando lo comentas con la persona adecuada, te das cuenta que lo que a ti te pasa, le pasa a mucha más gente y que no eres tan rar@ como pensabas.
    Tienes razón, es liberador.

    Me gusta

Atrevete a opinar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s