Desmontando tópicos de psicología. Lunes de humor

Todo psicólogo y estudiante de psicología que se precie se ha encontrado en algún momento con un tipo de situaciones en las que no sabe si reír o llorar. Hoy vamos a dedicar este lunes al humor y a reírnos un poco con esas peculiaridades.“Uuh, ¿eres psicólogo? No me leas la mente”

En cualquier conversación que mantengas inevitablemente llegará este momento tan temido. Asi que sólo tienes dos opciones:

164H

  1. ¡Ahora mismo! Saco mi bola de cristal y te digo que estas pensando. O mejor ¡traigo mi máquina de Rayos X!
  2. En realidad, en psicología, no leemos la mente. Siento decepcionarte pero a través del dialogo y el análisis de la conducta podemos determinar que problemática te impide llevar una vida normal y actuar en consecuencia con el tratamiento pertinente. Bla bla bla

Sabes que si contestas a lo segundo ni te va a prestar atención, así que contestas lo primero y además quedas de gracioso.

 “No me vayas a psicoanalizar”

210H

Perdone usted  soy cognitivo conductual no psicoanalista. Y si lo fuera, usted estaría narrándome sobre su infancia mientras busco alguna rendija de la que extraer un posible trauma. ¿Qué podemos hacer?

  1. Mmm veo un conflicto interiorizado en el cual aún no ha solucionado el Complejo de Edipo. Y así te ganarías el “cariño” eterno de aquel que te lo ha dicho.

Pero como lo suyo no es ir por la vida ganando enemigos, eres amable y simplemente contestas:

2. En realidad en psicología hay cuatro modelos; no sólo existe el psicoanálisis. Cada uno determina tu modo de actuar así como la relación del terapeuta con el paciente.

“Yo también soy psicólogo, porque sé escuchar”

Esto es como la madre del cordero o la cagada del día según se mire.

128H

1. Yo también soy economista porque también sé sumar y restar.

Puedes seguir con más comparaciones que evidencian la falta de coherencia que hay en sus palabras o simplemente reírte y quitarle hierro al asunto.

2. Se necesita algo más que saber escuchar para solucionar los problemas que se te plantean en la consulta.

Para acabar, esto va en solidaridad por los estudiantes de psicología. Cuando yo estaba en la carrera incluso antes de entrar, me encontré con esta situación más veces de la que me gustaría admitir:

  • ¿Qué estudias?
  • Psicología
  • ¡Ah, eso es muy fácil!

Enero

28 días con sus mañanas, tardes e incluso algunas noches estudiando. Te acuerdas de aquellos que te decían que era muy fácil y solo deseas una cosa: ¡¡¡VOLVÉRTELOS A ENCONTRAR PARA EXPLICARLE CUAN DE FÁCIL ES!!!

184H

El pasado 2 de Octubre fue el Día Mundial de la Sonrisa y aunque llegue tarde tenía que hacer mi guiño especial a esta fecha. Todos los días son buenos para sonreír y tenemos que hallar la manera de curvar esa línea tan bonita de nuestra cara: una foto inspiradora, una conversación con un amigo, una anécdota, un chiste, un programa de humor, una persona, un recuerdo…

161H55

Un millón de sonrisas… ¡y hasta el proximo lunes!

Anuncios

26 Comments

  1. Siempre habrá alguien que menosprecie lo que haces. ¿Sabes lo que a mi me cabreaba enormemente cuando estudiaba?, que me dijeran la nota de un examen cuando ni siquiera lo había preguntado. Vivimos en un mundo de comparaciones. Yo prefiero centrarme en mi misma, en cómo puedo mejorar independientemente del mundo que me rodea. Imagino que es un método de defensa. ¿usted qué opina, doctora?.😀

    Le gusta a 1 persona

    1. Señorita Sensi debo decirle que es algo comun en las personas independientes. Rehuyen de la comparación social y les importa poco la vida de los demás. Prefieren centrarse en la suya propia y en como mejorarla. Yo hago lo mismo, y también me vi en la situación de que la gente solo era feliz teniendo la nota mas alta del resto de la clase. Gracias por comentar y aportarnos tu propia vision 😉

      Me gusta

  2. Todas mar profesiones están cargadas de tópicos. Y lo peor es cuando la gente menosprecia lo que has hecho, seguramente porque piensa que si lo has hecho tú lo puede hacer cualquiera. O cuando cree que por ser psicóloga tienes saber tratar todos los problemas personales del mundo… Gracias por regalarnos esta entrada de humor y tan seria a la vez. Un millón de sonrisas

    Le gusta a 2 personas

    1. Desde luego, parece que corre el rumor que tenemos la panacea a todos los males :O ¿Quien habrá sido el listillo? 😛 Al final te acostumbras y lo conviertes en anécdotas con las que reirte. Gracias a ti por leerme y opinar en este tema que para nosotros es tan importante 🙂

      Le gusta a 1 persona

    1. Pues eres la primera persona que lo dice en voz alta sin escudarse en excusas o bromas. Entiendo que puede dar reparo saber que alguien nada mas que por lo que estés hablando puede llegar a saber como eres; sin escudos, “a pelo”. Pero nunca es nuestra intención jugar con esa información sino para ayudar e incluso para que te conozcas mejor a ti mismo, puesto que ese es nuestro trabajo. Gracias por tu comprensión y ese toque de empatia 😉 Un millón de sonrisas Henar =D

      Le gusta a 1 persona

  3. Olé!! Tú riegas mi blog de sonrisas cada vez que pasas.
    Es que esto de los psicólogos supongo que es como todo, los habrá buenos y malos. Pero vamos, eso de que cualquiera es pueda ser psicólogo por escuchar a un amigo y dar “consejos”…….eso da miedito.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Y tu con tu alegría Natalia! Hay de todo en la profesión, pero tenemos aun que ganarnos el respeto cuando es algo que debería darse por si solo. Ese tópico es mas cierto y generalizado de lo que creemos y el que mas me molesta :$ Pero es mejor tomarlo a risa y ademas tener estas anécdotas dignas de contar 😛

      Le gusta a 1 persona

  4. Yo te traigo lo peor de dos mundos, uno relacionado con el tuyo en cierta parte: La Psicopedagogía con aquello de “anda mírame un rato al niño” y lo de educador con lo de: “Joder menudas vacaciones y siguiendo el libro ¿eh?”

    Ains vaya mundo de tópicos, ¿Nos vamos a una isla desierta dónde seas mi psicóloga y yo tu profesor? Suena raro pero prefiero montar un chiringuito. ¡Nos irá mejor! jajaja

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Vaya! Nos va a dar para hacer un libro con todo esto. Creo que es una forma de compensarnos por esto; ¡sacar provecho! 😛

      No sé si a ti te pasa, pero ver que nuestra profesión esta mucho mejor valorada en otros países y que tengas que demostrar tu valía ( cuando en otras profesiones por solo decir lo que eres ya lo tengas) genere sentimientos encontrados.

      Le gusta a 1 persona

      1. Te diré y te contaré… Y menos mal (me imagino que te pasará) que con algunos “clientes” agradecidos hacen de tu día algo mejor!!

        Y cuando viajas o comentas tu profesiòn más allá del horizonte te alaban bien por tu paciencia o por los proyectos que has hecho! ¿Montamos una ONG? Jajaj

        Le gusta a 1 persona

  5. Por lo menos te lo tomas con humor, suele pasar..se deberia de cambiar la manera de pensar asi.. porque no es tan facil hacer lo que haceis vosotros y tiene bastante mas mérito de lo que la gente imagina.
    Un beso guapa!

    Le gusta a 1 persona

  6. Todas las profesiones tienen tópicos… En la mía (Publicidad), nos enfrentamos al desconocimiento de la gente por nuestra labor. ¿Qué hacen los publicistas? Nadie lo sabe, y si le preguntas a un profesional, en función de que sea purista o no, te dirá que orientamos la decisión de compra o que somos unas mentes corrompidas que manipulamos a los demás conociendo sus hábitos de consumo. Pero si le preguntas a alguien que no trabaja en publicidad, probablemente piense que somos como McGyver, capaces de hacer cualquier cosa, con conocimientos de vudú y de los caminos de la Fuerza. ¡Ah! Y que no se me olvide, gratis. La sombra de “Publicistas Sin Fronteras” siempre nos arropa…
    Tuve psicología en la carrera como optativa, y la verdad es que lo pasé muy bien y aprendí mucho del comportamiento humano. Una rama del conocimiento fascinante 🙂
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

      1. Cuestiones…pero lo de publicistas sin fronteras ya es el colmo. Yo siempre os he admirado porque no tengo esa capacidad de crear mundos enteros llenos de creatividad. Así que no me puedo sentir más orgullosa de tener a un publicista entre mis lectores 🙂

        Un millón de sonrisas 😀

        Le gusta a 1 persona

  7. Excelente artículo. Suelo tener bastante respeto a todo trabajo que se haga llamar profesión. La genialidad del pintor no está en saber mover la brocha, sino en saber aprovechar la pintura al máximo. Es la experiencia acumulada lo que dignifica un trabajo, donde la psicología no se queda atrás, de raíces fuertemente empíricas.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Atrevete a opinar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s