¿Terapia y Animales? Así es.

Y si te dijera que los animales de compañía no son sólo una mascota. Algunos los consideramos como un miembro más de la familia, pero no me refiero a esto. En lo últimos tiempos se han investigado los efectos terapéuticos que tienen los gatos, los perros e incluso los caballos en diferentes tipos de población. En psicología lo llamamos Terapia Asistida con Animales.

En el caso de los niños que se aíslan física y emocionalmente, el animal supone una forma de acercamiento a los procesos de interacción social. Con ellos aprenden habilidades sociales y a trabajar en equipo mejorando su autoestima. Es un hecho que encontramos en nuestros hijos conductas que intentamos eliminar a través del castigo. Pero una de las ventajas más importantes que ha aportado la terapia con animales es modificar comportamientos desadaptativos de forma no intrusiva, incluso positivamente; y por tanto, altamente recomendable. Cuando se organizan actividades con animales como los caballos, el fin del programa es que los niños descubran y utilicen habilidades: la comunicación verbal y no verbal, el pensamiento creativo, la resolución de problemas, la responsabilidad, el trabajo en equipo y la confianza (Iannuzzi and Rowan, 1991).

photo-1416592525293-e65266465eb7

Esta terapia también es utilizada para mejorar problemas de atención, comunicación, depresión, ansiedad, trastornos alimenticios y déficit de habilidades sociales.

Ha sido demostrado por Eva Torres que los animales (gatos en su estudio) mejoran la respuesta verbal,  la atención, la motivación, la actitud, la respuesta social a grupos a los que no pertenece y la memoria a largo plazo en personas con deterioro cognitivo moderado-grave. Además disminuye la tensión arterial alta. Es cierto que si existe un deterioro grave cognitivo, los resultados no son tan evidentes debido a que estas personas han perdido parte de sus capacidades. Sin embargo, tan sólo requieren de mayor estimulación y mayor tiempo de contacto con los animales.

cat_hires

Existen otras investigaciones científicas que demuestran como personas con discapacidad psíquica mejoraron su capacidad comunicativa y atencional gracias a la terapia con delfines.

Otro tipo de patologías que se han visto mejoradas con este tipo de tratamientos son la esquizofrenia o el autismo, y últimamente en pacientes con daño cerebral. La motivación para participar es mayor que en otras terapias, ofreciendo la oportunidad de obtener unos buenos resultados a nivel comportamental, social y emocional. Es evidente una mejoría en las actividades de la vida diaria.

Aunque anteriormente he comentado casos donde existe una patología, el trasfondo del artículo está en que los animales nos ayudan a establecer un vínculo afectivo que nos permite acercarnos a nuestro lado más emocional. A veces pasamos por momentos tan difíciles que nos encerramos en nosotros mismos. Pero sentir la compañía y la nobleza  de estos animales nos generan sentimientos positivos. Y como todo, esta es la mejor motivación para mejorar aquellos aspectos descuidados o para continuar luchando por lo que deseamos.

hjh

Un millón de sonrisas y…¡ hasta el próximo lunes!

Anuncios

12 Comments

  1. Qué chula tu entrada, la verdad es que no sabía que había tantas terapias con animales… Lo de que sirvan de apoyo en momentos difíciles sí que lo suponía por lo que cuenta la gente acerca del cariño incondicional que le dan cuando las cosas no van bien. Muchas gracias por enseñarnos todo esto! Besitos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Lo comparto sl cien por cien. Hace diez años adopté una perrita, con un pasado aterrador. Yo andaba un poco estresada. Nuestra evolución fue conjunta. Creo que ambas comenzamos a ser felices a la vez y a retroalimentarnos. Me ha encantado tu entrada.

    Le gusta a 1 persona

  3. A mi, tener un perro, me sirvió de evasión. Todo el mundo me decía que cómo se me ocurría tener un perro, teniendo que estar pendiente de 3 hijos. pues justamente por eso. Cuando necesitaba coger aire, sacaba al perro, charlaba con amigas de perro, paseaba y al volver a casa, había recuperado la paciencia y veía los problemas con otros ojos.
    Un saludo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Un simple gesto puede cambiar la perspectiva del día. La gente lo ve como una obligación no como una recompensa porque al fin y al cabo quien se sentía liberado cuando salíais a pasear,¿el, tu o ambos? Yo creo que ambos 😉 Un millón de sonrisas Sensi! =D

      Le gusta a 1 persona

Atrevete a opinar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s